domingo, 3 de febrero de 2013

#frunjiresvivir

El viernes, tuve el honor de asistir a un espectáculo maravillosamente tonto, de la mano del grandísimo David Guapo. El monólogo se llama "Que no nos frunjan la fiesta" y postula un principio que, sinceramente, me parece fundamental. Y es que la cosa está mal. Está muy mal, no vamos a engañarnos. Pero, si hoy puede venir cualquiera y hacernos reír, al siguiente podremos reírnos, y al siguiente, y al siguiente. Y todos los días que nos quedan. Está en nuestra mano no dejar que nos amarguen y, aunque sea con las pequeñas cosas, seguir riendo. Porque todos tenemos derecho a nuestra fiesta.

Así pues, me propongo hoy, y mañana, y pasado mañana, disfrutar de unas vistas maravillosas, que veo toda la ciudad y, cuando está despejado, hasta la sierra. Disfrutar de que mis padres están en casa y al llegar a mediodía tengo la comida hecha. Disfrutar de que, aunque haga un frío que no es ni medio normal, hace sol. Disfrutar de que tengo una alfombra nueva, recién llegada del corazón de Bolivia. Disfrutar de que tengo un profesor maravilloso de literatura. Disfrutar de la Coca-Cola de los domingos, que carga las pilas. Disfrutar, en fin, de la vida.

Que no os puedan frunjir la fiesta.


El espectáculo no se encuentra en Youtube, porque si grabásemos no podría contar chistes de gitanos, como muy bien nos explicó, pero os dejo estos diez minutos, que también es un regalo.

1 comentario:

  1. Abracé el concepto "frunjir" desde el primer momento en el que lo oi y ahora mismo me declaro fan incondicional de "que no nos frunjan la fiesta"

    El video ya lo había visto unas doscientas mil veces, pero no importa porque me río siempre que lo veo. Gracias por la dósis de optimismo, que los domingos siempre viene bien.

    ResponderEliminar